Saliendo de Santa cruz de La Palma y ir  al norte supone adentrarse en varios de los bosques de laurisilva más cuidados, bellos y atractivos de esta maravillosa isla. Conseguiremos rutas  repletas  de cultivos, con especial relevancia del plátano, ricos cascos históricos, playas de arena negra y, sobre todo, charcos en los que compensar tanto verde con la negra lava y el azul atlántico, siempre que el oleaje lo aconseje.